CDI

 
 

Pucayacu

Búsqueda general

Documentos
Comisión de la Verdad: TESTIMONIOS ORALES:
Víctimas CVR
Casos CVR
REGISTRO ÚNICO DE VÍCTIMAS:
VÍCTIMAS INDIVIDUALES RUV:
Datos Personales Víctimas Individuales
Afectaciones Víctimas Individuales
GRUPOS ORGANIZACIONES DE DESPLAZADOS:
VÍCTIMAS COMUNIDADES CAMPESINAS

Pucayacu

Testimonio de Zenaida Fernández Hernando sobre la detención de su padre y el hallazgo de su cadáver el 22/08/1984, en la fosa común de Pucayacu. Los responsables de este hecho serían los efectivos militares. Este hecho se produce a raíz de la detención de 4 familiares ocurrido el 14/06/1983 en el pueblo de Putis, siendo identificados como Oswaldo Fernández Javier y Víctor Quispe y un menor de edad. El sr. Fernández, indagó sobre este hecho ante las autoridades de la Marina, pero no encontró respuesta alguna. El 15/06/1984, a un año de lo ocurrido, la víctima es detenida junto a su hija y el esposo de ella. La testimoniante narró las agotadas gestiones ante las autoridades que no le daban respuesta alguna.

Datos Generales
Año de edición: 
2002
País de edición: 
Tipo de material: 
Acceso del material: 
Fecha de ingreso: 
Domingo, 22 Noviembre, 2015
Ubigeo: 
  • PERÚ
Referencia geográfica: 
PERU-AYACUCHO-HUANTA
Soporte: 
Fuente del Material: 
El Centro de Información para la Memoria Colectiva y los DD.HH – Defensoría del Pueblo
Suceso: 
Lugar de suceso: 
HUANTA
Fecha de Suceso: 
Martes, 14 Junio, 1983
Anexo / Centro Poblado: 
PUCAYACU
Periodos de Gobierno: 
Escenario de Violencia: 
Video: 
Tiempo de duración: 
00.19:13
Transcripción PDF: 
Clase: 
Audiencias Públicas Casos
Sumilla: 
SUMILLA
 
Caso: 7
AP Huanta 
 
Caso : Masacre de Pucayacu
Tipo de violación : Ejecución Extrajudicial
 
 
Datos de las Víctimas
 
Nombres y apellidos :   Nemesio Fernández Lapa
Edad : 78 años
Sexo : Masculino
Condición de las víctimas :   Agricultor
 
Nombres y apellidos :   Crista Rubina Fernández Hernando
Edad : 25 años
Sexo : Femenino
Condición de las víctimas :   Estudiante de la Universidad Nacional San Cristóbal 
De Huamanga.
Estado civil : Casada, con Juan Ramírez Hurtado; y con tres meses 
de gestación.
 
Nombres y apellidos : Juan Ramírez Hurtado
Edad : 27 años
Sexo : Masculino
Condición de las víctimas : Estudiante de la Universidad Nacional San Cristóbal 
Estado civil : Casado con Crista Rubina Fernández Hernando.
Fecha de la violación : 15-07-1984  Detención 
19 de agosto Asesinato
Lugar de la violación : Casa de las víctimas, a tres cuadras del Estadio de 
                                   Huanta. (Detención) Pucauyacu ( Asesinato)
Distrito : Huanta
Provincia : Huanta
Departamento : Ayacucho 
Año y período de gobierno : 1984 – Fernando Belaúnde Terry
 
RESUMEN DE TESTIMONIO:
 
El día 15 de julio de 1984, a las once de la noche aproximadamente, estando la ciudad bajo toque de queda, ingresan a la casa de las víctimas, un grupo de efectivos de la  Marina de Guerra del Perú quienes llegan al lugar en una tanqueta.   Los efectivos irrumpieron violentamente en el domicilio, rompiendo la entrada con una granada y escalando por las ventanas; dentro de la casa detienen al Sr. Nemesio Fernández Lapa, a su hija Crista Rubina Fernández Hernando, y a su yerno Juan Ramírez Hurtado.
 
Al momento de ocurrir el hecho, la Sra. Zenaida Fernández, hija del Sr. Nemesio Fernández, se encontraba radicando en Lima; el 16 de julio recibió un telegrama de una tía  que le informaba lo ocurrido.  La Sra. Fernández llegó a Huanta el 17 de julio e inició la búsqueda de sus familiares.  Presentó  denuncias ante las Fiscalías de Huanta y Ayacucho; y desde el momento en que llegó se apostó junto a la puerta del Estadio de Huanta (donde funcionaba la Base de la Marina de Guerra) esperando obtener  información sobre sus familiares. 
 
Un día, la Sra. Fernández vio salir del Estadio a una señora, quien le manifestó haber estado detenida durante cuatro días; presentaba signos de haber sido torturada. Ésta le refirió que su padre y su hermana se encontraban dentro del Estadio.  Además le informó que su padre tenía fracturado el brazo y su hermana había abortado y tenía hemorragia vaginal.  Sobre su cuñado no tenía ninguna información. 
 
El 2 de agosto, estaba parada frente a la puerta del Estadio y fue testigo que el periodista Jaime Ayala ingresó al recinto militar;  desde entonces nunca más se volvió a saber nada de él. 
 
Entre los días 16 y 19 de agosto, durante la visita del Fiscal de la Nación a la ciudad de Huanta, todos los detenidos que se encontraban en el Estadio fueron sacados y llevados por los marinos, a la localidad de Pucayacu, donde fueron ejecutados uno por uno.  
 
Uno de los detenidos que había sido llevado hasta Pucayacu, logró sobrevivir pues sufrió un desmayo antes de ser ejecutado. Al volver en sí, estaba desnudo y rodeado de cadáveres.  En ese momento escuchó las voces de los efectivos de la Marina que estaban bebiendo licor en el lugar y aprovechó para escapar.  El sobreviviente llegó hasta la casa de un periodista en Huamanga, y le contó lo sucedido.  El periodista avisó al Dr. Fernando Olivera, quien era Secretario del Fiscal de la Nación, y viajó a  Huanta para comprobar lo sucedido.  
 
El 21 de agosto el Dr. Olivera, llegó a Ayacucho y se encaminó hacia Pucayacu, sin embargo el carro en el que iba tuvo un accidente en la carretera con un carro de la Marina, este incidente los retrasó y llegaron entrada la noche al lugar de los hechos, y no pudiendo cumplir con sus objetivos se vieron obligados a retornar a Huanta. En esta ciudad nadie quiso brindarle alojamiento, pues los marinos habían amenazado a los dueños de las pocas hostales del lugar con tomar duras represalias contra quien brindara alojamiento al Secretario del Fiscal; no obstante éste logró alojarse en la Botica de un amigo.  A medianoche, un carro de la Marina derribó la puerta de la Botica y un efectivo le apuntó con un arma.  Olivera, pese a que su agresor estaba con el rostro cubierto, logró reconocerlo y se refirió a él como “Barrabás”.  El agresor al verse identificado se disculpó y se retiró.
 
I. El 22 de agosto, se produjo el hallazgo de la fosa de Pucayacu que contenía 49 cadáveres. El asesinato masivo se habría producido entre los días 16 y 19 de agosto. Los restos encontrados pertenecían a detenidos y desaparecidos a manos de la tropa que comandaba el capitán de corbeta AP Alvaro Artaza Adrianzén, alias "Camión", acantonada en el Estadio Municipal de Huanta. Los cuerpos se encontraron desnudos; algunos de éstos presentaban heridas de bala en la cabeza, otros tenían señales de haber sido estrangulados y un tercer grupo de personas fueron acuchilladas. Asimismo, los restos encontrados mostraban marcas de haber sido maniatados y haber sido vendados.  
 
Los cuerpos encontrados fueron llevados a la morgue central de Huanta, donde la Sra. Fernández reconoció el cuerpo número 47 como el de su padre. Éste no presentaba heridas de bala; aparentemente el Sr. Nemesio Fernández habría fallecido como consecuencia de los maltratos sufridos. Fue el único cuerpo que pudo ser identificado pues tenía una marca muy peculiar en la oreja. Pese a sus esfuerzos la Sra. Fernández no pudo hallar los cuerpos de su hermana y su cuñado ya que todos los cadáveres estaban desfigurados, quemados aparentemente con ácido y cubiertos de lodo.  A pesar de haber reconocido el cuerpo de su padre, las autoridades se negaron a entregárselo y fue enterrado en una fosa común, junto con las demás víctimas.
 
II. El 24 de agosto el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas emitió un comunicado sugiriendo que los cadáveres encontrados en las fosas de Pucayacu correspondían a senderistas muertos en enfrentamientos con las Fuerzas Armadas.
Posteriormente se abrió un proceso judicial para determinar la responsabilidad  de los perpetradores. Aunque se trataban de crímenes cometidos contra civiles, la Corte Suprema resolvió que el caso se siguiera contra los responsables en el fuero militar, con excepción del Capitán Artaza, cuyo caso se vio en el fuero civil. Este proceso, según los familiares de las víctimas, fue totalmente viciado.  
 
El 21 de enero de 1986 pese a la cuestionada conducta del Capitán Artaza, fue ascendido por el Comando de la Marina de Guerra del Perú.  Actualmente se desconoce su situación y paradero.
 
TESTIMONIANTE PROPUESTO:
 
Nombres y Apellidos : Zenaida Fernández
Condición del testimoniante : hija del Sr. Nemesio Fernández Lapa, hermana 
de la Sra. Crista Rubina Fernández Hernando, 
y cuñada del Sr. Juan Ramírez Hurtado, 
Víctimas de la masacre de Pucayacu.
 
 
Lengua materna : Quechua
Lengua en la que rinde el testimonio : Castellano