LUM

 

Las memorias de Lidia Gavilán

Miércoles, Mayo 24, 2017

Dialogamos con Lidia Gavilán Reynoso (Ayacucho, 1978), beneficiaria de Becas REPARED e hija de Félix Gavilán, periodista asesinado en Uchuraccay, Ayacucho en 1982.

Lidia representa las nuevas generaciones de familiares y afectados por la época de violencia en el Perú 1980 – 2000, que continuarán con el trabajo de memoria en nuestro país, para formar a las nuevas generaciones, respecto a las causas de la violencia y su impacto en nuestra sociedad.

Hoy Lidia es diseñadora de modas profesional, y desde su campo laboral aporta al conocimiento de nuestra diversidad cultural y a la construcción de una cultura de paz.

Lidia, acabas de culminar la carrera de diseño de modas con apoyo de la beca Repared ¿qué planeas hacer ahora con estos conocimientos e inquietudes adquiridas?
Ahora que culminé la carrera crearé mi propia empresa teniendo como base nuestra cultura peruana, que considero aún no es explotada al cien por ciento. Ayacucho y Cusco tienen una importante tradición textil y es importante rescatarla, que no se muera con las señoras que conozcan estas técnicas, debemos enseñarla a los niños para que sigan viviendo en ellos.

¿Tus diseños están inspirados en Ayacucho?
Los últimos diseños que realicé para mi graduación son inspirados en la Semana Santa en Ayacucho. Traté de hacer diseños más conceptuales, no literales, rescatando los pequeños detalles del color, del glamour de Ayacucho. Es una ciudad maravillosa, tiene tanta belleza en su misma ciudad, incluso en la noche sus iglesias reflejan una luz glamourosa increíble. Entonces traté de ser más conceptual con mis diseños y diseñé prendas glamorosas con pequeños detalles que reflejan luz, con amplitud, plisados que reflejan las coronas de los santos.

Te has graduado hace poco, ¿Cómo fue tu preparación antes? Tuviste un proceso al revés, primero entraste al campo laboral y luego llegaste a estos estudios
Sí, siempre me apasionó la moda, el diseño. Empezó de una manera curiosa cuando una vez me presenté a una empresa que necesitaba una costurera. Sólo sabía coser a mano y le dije a mi mamá que me enseñara a coser a máquina. Igual me presenté a la entrevista, creí en mí y entré. Pienso que la seguridad te da ventaja y te ayuda a seguir adelante. Después aprendí todo sobre qué es ser auditora y postulé a la empresa para ese puesto. Los dueños se percataron de mis capacidades y me dieron el área de desarrollo de producto, me dieron la oportunidad de aprender. Pero siempre sentí que faltaba algo, por eso postulé a la beca Repared, ingresé y seguí toda la preparación de producción y diseño de modas.

De alguna manera estudiar avaló tus conocimientos y te ha dado nuevas perspectivas, entonces ¿Por qué muchos chicos no toman la beca?

Bueno, el primer motivo sería la edad, es un poco complicado al inicio regresar a las aulas. Es complicado, algunos son de mi edad y es probable que se cuestionen si deberían estudiar porque tienen hijos, etc. Yo tengo dos hijos y hubo mucha gente que me dijo no vas a poder, pero yo dije “Yo puedo”, y creo que ellos pueden también, o sea, es difícil pero no imposible.

Desde tu experiencia, siendo una graduada, una profesional y habiendo pasado por toda esta experiencia ¿En qué crees que debería mejorar las becas Repared?
Analizando, uno de los puntos por los que la gente no puede o no quiere seguir esta beca es porque cuando yo ingresé a Repared me dijeron: Tú no puedes trabajar, a partir de ahora te tienes que dedicar a tus estudios. Eso fue un gran obstáculo porque yo debía tener un ingreso porque tengo hijos. Mucha gente de mi edad tiene ese mismo problema. La beca te dice “Postula, pero no puedes trabajar”, claro te dan bonos de alimentación, pero eso no cubre las reales necesidades. Me parece que deberían dar esa posibilidad. En mi caso recién en la etapa de prácticas ya podía trabajar, pero fue recién en tercer o cuarto ciclo. Fue un sacrificio para toda la familia.

Conversemos sobre tu papá ¿Que conoces de él?, ¿Qué recuerdas de él?, ¿Qué podemos saber hoy de él a través tuyo?
Cuando yo era niña no entendía. Me preguntaba siempre por qué alguien que tiene su familia no puede pensar primero en ella y dar todo por otras personas. ¿Por qué, si sabía que allá lo podían matar, por qué se arriesgó tanto? No lo entendía. A medida que fueron pasando los años fui entendiendo que existe gente con un don tan maravilloso de ayudar, de que siempre se sepa la verdad, la justicia. Gente apasionada por lo que hace. Entonces, me di cuenta que yo soy muy apasionada con lo que hago y esa es una herencia de mi padre. Poco a poco fui entendiendo que realmente sí me siento muy orgullosa de mi padre. Es increíble ver hoy la foto abajo (espacio sobre el caso de Uchuraccay en el LUM) y digo ¡Guau! qué increíble morir en el campo de batalla. Entonces, yo me siento muy orgullosa de él. Hablaba hace un rato con un fotógrafo y él me decía “Yo también me siento muy orgulloso de él”. Siento orgullo de mi padre. Él fue en busca de justicia y verdad, y lamentablemente en ese acto él fallece.

Esta parte de la pasión es muy importante, ¿no? porque es lo que más te conecta con él. ¿Qué piensas todos los años que conmemoran el hecho en Lima y en Ayacucho ¿Cómo esto te renueva a ti cada año?
Pienso que hasta que no haya justicia… Cada vez que yo voy a las iglesias en los aniversarios, el dolor sigue. Entonces yo pienso que todos vamos a estar tranquilos, cuando haya justicia. Es increíble que hayan pasado tantos años y esto siga igual. Pero es importante también que los jóvenes conozcan hoy en día lo que pasó.

¿Qué opinas del LUM en ese sentido?

He venido varias veces invitada por Repared. Me parece un lugar maravilloso. Le he hablado a mucha gente de este lugar. Me parece increíble que haya un lugar como este y que sea visitado por muchas personas, porque es importante que la gente sepa lo que pasó, porque la violencia fue terrible, murieron muchas personas. Además, los huérfanos hemos aprendido, al menos en mi caso, que es parte de mi vida, pero debo superarlo. Fue muy doloroso, pero hay mucha gente que todavía no logra asimilarlo.

Lydia Gavilán LUM
Video: 

Las memorias de Lydia Gavilán

LUM

Lugar de la memoria, la tolerancia y la inclusión social.

 

 

Suscríbete

Si deseas recibir más información acerca del LUM, suscríbete ingresando tu dirección de correo electrónico.

Contáctanos

Lugar de la Memoria
Bajada San Martín 151, Miraflores.
Tel. (+511) 7192065
Horario de Atención: Martes a Domingo de 10:00a.m. a 6:00p.m
lum.cultura.pe