CDI

 
 

Caso: Pobladores de Iquicha

Búsqueda general

Documentos
Comisión de la Verdad: TESTIMONIOS ORALES:
Víctimas CVR
Casos CVR
REGISTRO ÚNICO DE VÍCTIMAS:
VÍCTIMAS INDIVIDUALES RUV:
Datos Personales Víctimas Individuales
Afectaciones Víctimas Individuales
GRUPOS ORGANIZACIONES DE DESPLAZADOS:
VÍCTIMAS COMUNIDADES CAMPESINAS

Caso: Pobladores de Iquicha

Testimonio del señor Rómulo Tello Peña y la señora Claudia Huayta sobre los asesinatos, desapariciones y el desplazamiento forzado sufridos por los pobladores del distrito de Iquicha en la década del 1980 y principios de 1990 por miembros de  Sendero Luminoso y efectivos del Ejército. El distrito de Iquicha se encuentra ubicado en la provincia de Huanta, departamento de Ayacucho. En esta zona, como en la mayoría de las zonas ayacuchanas, la intervención senderista se inició en los años 1982 y 1983. El señor Rómulo relata el asesinato de las autoridades en su pueblo por miembros de sendero en 1983. Su padre también fue asesinado por los senderistas por lo que tuvo que ayudar a su madre para poder mantener a sus hermanos pequeños. Al ingresar, los militares la situación empeoró pues ellos asesinaban y saqueaban los bienes de la población por lo que la gente se vio obligada a huir de su lugar de origen. La señora Claudia Huayta huyó de su pueblo a consecuencia de la violencia. Al llegar a Lima junto a su familia tuvo que sufrir muchas carencias económicas, pues no contaban con dinero ni para la alimentación. En la actualidad dos de sus sobrinos están con tuberculosis, pide apoyo para ellos sobre todo para su educación y salud.

Datos Generales
Año de edición: 
2002
País de edición: 
Tipo de material: 
Acceso del material: 
Fecha de ingreso: 
Jueves, Agosto 4, 2016
Ubigeo: 
Soporte: 
Fuente del Material: 
Centro de Información para la Memoria Colectiva y los Derechos Humanos — Defensoría del Pueblo
Suceso: 
Lugar de suceso: 
AYACUCHO
Video: 
Tiempo de duración: 
00:29:14
Sumilla: 

AUDIENCIA PUBLICA TEMATICA SOBRE VIOLENCIA POLÍTICA Y  DESPLAZAMIENTO FORZADO

 

Lima, 12 de diciembre de 2002

 

Sesión única

Caso Nº 3

VICTIMAS                                      :           COMUNIDAD DE IQUICHA

VIOLACIÓN ALEGADA        :           ASESINATO, DESAPARICIÓN FORZADA,  ARRASAMIENTO Y DESPLAZAMIENTO FORZADO      

 

I.         DATOS GENERALES DEL CASO:

Fecha de la violación             :           Desde el año 1983

Lugar de la violación             :           Iquicha - Huanta

Anexo                                    :           .

Distrito                                   :           Iquicha

Provincia                                :           Huanta

Departamento                        :           Ayacucho

                

II.        RESUMEN DE LOS HECHOS ALEGADOS:

Ubicación y contexto del lugar en el que ocurrió la violación alegada:

 Los hechos relatados sucedieron entre el año 1,983 y hasta la actualidad en el distrito de Iquicha, provincia de Huanta - Ayacucho. 

 Descripción de los hechos que sustentan la violación alegada:

 Amenazas a las autoridades para desorganizarlos y destruirlos como comunidad

El testimoniante refiere que era teniente gobernador en Iquicha por el año 1983. Refiere, “desde que Yo era muchacho tenía buena comida, vestido, siembras y cuando crecí me nombraron Teniente Gobernador, por esos tiempos llegaron gente de otros sitios, nosotros teníamos nuestras propias costumbres. Así a estas personas le recibimos, le dimos hospedaje, eran universitarios e iban visitando de pueblo en pueblo, habían hombres y mujeres...”.

“...Ellos me decían que renuncie para estar con ellos. Yo me sentía confundido y les decía que estoy trabajando bien, y no les  gusto y me dijeron que mi sangre se iba a regar por todos lados y que prepare mi propio habito, yo dirigía a 460 personas, en esos tiempos existían las Varas teníamos nuestro cabildo y nos sentábamos y  conversábamos, Yo tenía a mi disposición 8 varas  y de cada vara tenia sus 4 albacer (muchachos). Cada vara y sus albacer  tenían  su chicote colgado en su pecho, éstos látigos eran del cuero de la vaca y trenzados con tres puntas, nosotros con eso nos hacíamos respetar, a los que cometían falta  les tirábamos los látigos.  En ésa circunstancias  estas personas me amenazaban para renunciar a mi cargo y yo me negué y discutimos  y les decía como yo mismo regaré mi sangre y coceré mi propio hábito, estas cosas les conté a los Varayocc ( había Juez, yo era teniente, agente y celadores)....”

“.....Después empezaron a tender las banderas en el cerro, con el dibujo de herramientas que usábamos para partir y así me amenazaban y decían que iban a traer guerrilleros  y aparecieron  aproximadamente 30 personas cada uno con su FAL (yo conocía los FAL, porque por esos tiempos ya caminaban los Sinchis con esas armas y ellos venían y preguntaban  sí habían gente que caminaban con armas, yo les mentía ya que ellos me decían que no diga nada  y nos reunieron a casi 800 personas y del grupo de ellos salió una mujer y hacía el centro era gringa, y se puso a hablar, estaba con una gorra, con poncho y sombrero. Cuándo pregunte quién era me respondieron que era Edith Lagos y que venía de la UNSCH. Así paso en este pueblo de Iquicha, nosotros no conocíamos a estas personas. Yo le pregunte Simón Tello un ex militar, yo le conté que  hay personas que vienen y me dicen cosas, él supo decirme que ellos son comunistas y nos preocupamos y dijimos ahora dónde iremos, eso era una preocupación. Pero el se atrevió a decirles que ya no nos dejan trabajar, y nos están trayendo problemas.  Yo estaba asustado, porque era Teniente y ya sabía que me iban a matar y también a Simón Tello por lo que había hablado, por eso yo me fui. A  las 2 semanas lo mataron a  Simón Tello, el  25 de julio de 1984, eso paso yo me fui a la Selva...".

No solo sufrimos los mayores, también los niños:

Juan nos contó: "Yo tenia, 8 años. Entre los dos (militares y los de Sendero) nos han terminado, a mi papá lo mataron los militares. Ellos nos batían  con balas, primero lo hirieron en el pie y el decía que culpa tengo le llevaron al lado del lago  y le seguían disparando  y uno le dio en el corazón y no moría  y por último le dispararon en la cabeza, yo me escape, quemaron mi casa, quedamos, cuatro hermanos mi mamá lloraba, el mayor de mis hermanos le dijo: ”yo te cuidaré y la consolaba”, por estas alturas murieron muchos, los cadáveres eran devorados por los perros. Los Senderistas también mataron, a mi hermano lo mataron, mi mamá lloraba y decía quién me ayudará, eran tantos muertos que la sangre corría como río, no sabíamos donde ir, sufrimos mucho"

 

Muchos se fueron ya no podíamos vivir así:

 

Uno de nuestros dirigentes manifiesta, ".....Yo estaba desde el inicio hasta el final tengo 38 años actualmente. Sendero apareció desde el 81- 82 ellos decían que somos luchadores para los pobres, al inicio traían sal, azúcar y siempre nos estaban diciendo “Lucharemos para enfrentar nuestra pobreza ante el gobierno”, después cambiaron lo que decían y nos pedían que agarremos armas y matar a los perros de Belaunde : Militares y a las autoridades, tenemos que matarlos así estaba la gente aquí. Pensamos y decíamos como pelear con gente del gobierno  y los militares. En 1993 mi papá Ariste Lapa era teniente gobernador, lo mataron, era yo el mayor de sus hijos y me recuerdo todo: uno llegó con arma y otro sin arma y le dijeron “Tu eres autoridad y eres perro de Belaunde  y eres licenciado serviste a la patria tenemos que conversar”. No pensé que lo iban a matar, lo mataron y lo encontramos su cadáver fresco. También lo mataron a Simón Tello, por ser licenciado. Así empezaron los asesinatos....”.

“........La gente empezamos a cambiar, y dijimos así nos matarán a todos como ovejas, entonces nos reunimos. A Carhuahuran  vinieron los militares, al ver esto también mataban a la gente que detenían y hacían lo que querían.....”..

“....Nos mataron equivocándonos como terroristas, nuestra rabia era más. En Carhuahuran los militares nos dijeron únanse y luchen contra Sendero. ¿Cómo nos defenderemos sin armas? Y fuimos a Orccohuasi para unirnos y poder luchar, cuando estábamos ahí entraron los desconocidos y quemaron  26 casas y quemaron a dos mujeres  y a un varón, nos encontrábamos totalmente desamparados, sin comer, mataron a la gente de Iquicha (8 personas runa)....”.

“......Lo mataron con piedras, era tan triste, la gente estaba como coronta tirados, la sangre salía como río. Vivir en tierra ajena es triste no habían chacras para sembrar nuestras casas solo eran nuestras chozas por eso nos volvimos a nuestra tierra Iquicha estuvimos alegres a pesar que no teníamos que trabajar, que vestir, casa etc. No teníamos nada. Nos hicimos nuestras carpas eso fue en le año 1985 y nuevamente la gente desconocían aparece y nos tiraban bombas a si volvimos, en la media noche esa gente volvieron a quemar nuestras casa nos dimos cuenta y nos escapamos. Había todavía nuestra Iglesia Cabildo ese día todo lo que había quedado lo terminaron de quemar...”.

“....Así resistimos y nos amargamos y según nuestra cólera capturamos a una mujeres de Sendero y  la entregamos a la base militar de Ccano.  Mas o menos en el año 1987 en el mes de febrero en la comunidad de Callampa capturamos a dos de Sendero junto con los militares, era ya nuestra reacción entonces ellos empezaron a tocar con mas fuerza  íbamos a la base de Ccano a pedir apoyo y ellos no podían apoyarnos mucho y nos dejaron solos. Los militares se disfrazaban de mujeres y nos llamaban compañeros para comprobar si estabamos con ellos, al final dijeron que no estabamos con el Sendero...”.

“....A dos personas Isaac Guillen y otro que no recuerdo, no se donde los mataron así, llegamos a los años 1990 con dificultades. los militares nos decían defiéndanse entraron a Chiqui por el cerro Rasuhuillca persiguieron con militares detrás  de la comunidad y escuchamos balas y nosotros no teníamos armas, por eso en el año 1990 la gente de Iquicha no nos defendimos  pudimos apoyar y nos sentimos disminuidos  y nos reclamaron las otras comunidades ( 3 Km.)....”.

“........Que hay en el cerro vamos a enfrentar con nuestras vidas  llegaron a Iquicha y se llevaron las comidas ahí cayeron 2 militares, y los agarraron a golpes por no ayudar y los mataron a los de Iquicha los militares nos decían ustedes nos han mandado a matar nos acusaron. Me decía a mi tú miserable estabas aquí y no apoyaste yo que era autoridad, los militares me llevaron a la base de Challhuamayo y me culparon y nos acusaron nos hicieron cargar los cadáveres y por los golpes no sentíamos nada, por el miedo y la cabeza del Sendero lo dejaron en la puerta de Iglesia nos dijo vuelvan a organizarse nosotros no los vamos a abandonar, volvimos, entre las autoridades nos reunimos y fuimos a Ccano y en los cerros altos estaban los SL y empezaron a pelear y no nos dimos cuenta nos dimos cuenta y decidí escaparme, el señor Santiago...... me dijo no te vayas yo me fui y es allí donde  murieron 16 personas....”.

“....Aquí se quedaron mas las mujeres y fueron víctimas de violación. 146 es el total de las personas entre desaparecidas y asesinadas....”.

“........Mi esposo era teniente y me dejó con hijos pequeños, la gente desconocida nos llevó hacia el río gente ya no había, con diferentes ropas tantas mujeres, a mi esposo lo llevaron yo preocupada lo busqué en Callampa y conté que a mi esposo se lo habían llevado fuimos a buscarlo ante un grupo de gente que estaban en fiesta Bailando diciendo que ya habían matado a la gente de Belaunde entré y pregunté por mi esposo y nadie me dijo nada me fui llorando y en el camino me encontré con mi papá y el me dijo : “ No te preocupes ya te cuidaré”. Cuando el se iba  a Challhuamayo le mataron a mi papá los militares. Los de Carhuahuran nos quitaron todo me quedé sin nada me quitaron mis caballos, llegaron los militares todo me quitaron y la gente me dijeron quéjate y vete a Chuqui, me acerqué a los militares y me quejé, los militares me dijeron que allá hay bastantes animales anda y agárrate dos caballos. Cuando estaba por agarrar mi caballo me dijeron terruca mejor vete y salva a tus hijos  ve a donde puedas salvarte, a mi tía también lo mataron y dejó hijos y cuando volví a los 3 días a mi casa ya no había gente se estaban yendo y les dije desesperadamente espérenme y se fueron a Orccohuasi....”.

“..... Ahí llegó un anciano a quién lo ahorcaron, nuestras casas fueron incendiadas todo se llevaron mis hijos no tenían nada solo con agua y sal los crié, después volvimos y empezamos a construir     y nuevamente la gente apareció nos quitaron todo. Allá abajo a la punta vivían de allí aparecieron encapuchados nos agarraron y nos pegaron diciendo llevados al túnel, yo no sabía que era túnel y me pegaban de eso tengo un hueso salido en mi espalda  cerca al cuello.

 

El retorno:

“........ En el año 1991, llegó el comando Sombra y ellos por tambo limpió y así se tranquilizó. Si por ahí nuestro hermano Claudio Lapa, vivía por Ayacucho organizó el retorno mandando documento a la comandancia de Castro Pampa. Por eso volvimos en 1993, no teníamos nada, yo como autoridad, lo sentía mucho y empecé a hacer gestiones y me contacte con el Sr. Víctor Belleza de Visión Mundial. La fecha del retorno ya estaba programada y pedí ayuda a Víctor Belleza, él me dijo que todavía no era posible, hasta que el mismo  hable personalmente y él dijo ayudaré según lo que yo pueda ver , pero es poco, nos dio calamina, frazada, etc. No teníamos  semillas para sembrar, empezamos a criar cuy y algunos animales como vaca, carnero. Ahora ya tenemos algo....”.

“.......Verdaderamente gracias a la voluntad de Dios nos estamos tranquilizando y casi olvidando los problemas que paso, que en algunos momentos recordamos y lloramos pero ya estamos superando. En estos tiempos estamos tranquilos y estamos tratando de superar nuestro trabajo de antes. Antes nosotros mismos hacíamos nuestra propia ropa de valleta, ahora lo que hilamos la polilla se termina, ya que no hay quien pueda confeccionar, solo nos vestimos con los que nos venden...”..

“.......Las madres como sea buscamos para darle de comer a nuestros hijos y a los huérfanos, en la actualidad todavía tenemos miedo cuando escuchamos que gente desconocido quiere venir hoy el temor cada ves que escuchamos que pueden venir, y digo a donde iríamos

 

 

Cómo vivíamos en Lima:

 

"....Yo soy de Iquicha, tengo 43 años, cuando a mi comunidad vinieron unos desconocidos que se reunían; así ha sido tiempo, después vienen los militares y ya ha habido enfrentamiento, ya los militares venían dos veces, tres veces al día y a las personas, a los niños, ancianos, a las mujeres, no respetaban, mataban; lo que querían hacían. Después con ese miedo salíamos a dormir atrás de las piedras, en los cerros, al lado de los ríos. Cuando más vino la violencia escapamos a Lima, a la capital. Acá en Lima hemos sufrido bastante, como no teníamos conocimientos, a veces no comíamos. Yo vine con mi papá, el era anciano, mi mamá también, ellos ya murieron, hemos sufrido mucho, ahora también estamos sufriendo. No podíamos regresar a nuestro pueblo con ese miedo, grabado en nuestras mentes han quedado todos esos hechos.....”.

“.....Acá no hemos encontrado trabajo. He entrado ha trabajar en PAIT con Alan García, así cuando terminó, buscando trabajo andábamos, nada encontrábamos... de ahí fallecen mi papá, mi mamá, mi cuñado, mi cuñada, todos... así pobres estabamos... de ahí mis sobrinos huérfanos con TBC se han enfermado también. No teníamos que comer, yo me metí al comedor popular, hasta ahora estoy ahí... de ahí traía para su almuerzo de los chicos... A mi sobrino que ha terminado TBC, es huérfano de padre y madre, después otra enfermedad le ha salido, otro líquido que se le juntaba en el pulmón, le han operado, le han internado... NO tenemos plata, lavando ropa he trabajado para conseguir plata, todos mis huesos ya me duelen, por eso ya no lavo ropa. De esa TBC también le han operado, el chico ha quedado inválido, ya no sirve para que alce fuerza, todo su pulmón dice ha terminado... No tengo más plata para hacer estudiar... yo quiero que el gobierno que nos ayude a hacer estudiar a esos chico, porque ellos quieren estudiar y no tenemos como... ellos me dicen Tía, ayúdame con comida, yo voy a salir de esta pobreza, quiero estudiar, pero yo no puedo dar más comida, ya me siento mal, tengo los dos riñones inflamados, ya no puedo más, yo quiero que el gobierno nos ayude aunque sea con estudio, los niños se encuentran sin casa, en mi lado...”.

“....La chocita la hemos hecho como para pericotes, ahí están cada uno... distinto apellido tienen y a veces no se comprenden, se pelean entre ellos, por eso pido al gobierno que den techo para esos niños, estudiar quieren... en Iquicha han matado a sus padres y madres, por eso se han enfermado y ha mi esposo también le ha agarrado TBC, en su nariz también tiene una herida años que no sana, porque si llego a perder a mi esposo... también tengo a mis niños y a mis hijos, ¿Cómo voy a mantener?, yo también estoy mal..."

Queremos reparación, sabemos que es para todos:

Obras: en Educación que se construyan  escuelas y colegios

Salud.  Que construyan postas, centros de Salud

Carreteras para que haya más acceso a nuestras comunidades

 

 

 

III.      DATOS DE LOS TESTIMONIANTES:

 

Nombres y apellidos                          :           Rómulo Tello Peña

Edad                                                  :           36 años

Sexo                                                   :           Masculino

Nº de Documento de Identidad        :          

Ocupación                                          :           Agricultor.

Lengua materna                                 :           Quechua

Lengua en la que rinde el testimonio    :           Quechua

 

 

 

Nombres y apellidos                          :           Claudia Huayta Soto

Edad                                                  :           35 años

Sexo                                                   :           Femenino

Nº de Documento de Identidad        :          

Ocupación                                          :           Agricultor

Lengua materna                                 :           Quechua

Lengua en la que rinde el testimonio :           Quechua